Nuevamente la ribera del río Segura fue el escenario de un desfile de Alta Costura que si el año pasado fascinó y sorprendió por su elegancia, originalidad y estética, este año ha superado todas las expectativas.

Perfecta la organización, preciosa la colección de trajes de novia desde el primer diseño al último, pasando del blanco al negro pero con un estilo propio, el de Fernando Aliaga, un diseñador que se ha mostrado encantado de repetir la experiencia, algo que decidió en el mismo momento en que concluyó el desfile del pasado año.

Presentó “una colección de costura de calidad- como él mismo calificó- muy fuerte, de vestidos de novia… Un paseo por el cielo”. Y eso parecía. porque las modelos y el entorno dibujaban lo más parecido a esa idea con la que Fernando Aliaga concibió su colección.

Las modelos, profesionales y de la tierra, algunas de Cieza pero todas de la Región de Murcia, lo hicieron fantásticamente, en unas condiciones a las que no están acostumbradas, pero que solventaron como eso, como auténticas profesionales.

El talento del diseñador murciano quedó patente en toda su colección, compuesta por trajes y complementos de novia, todo ello de elaboración manual y exclusiva para cada client@, ya que además los fabrica íntegramente.

Y el público respondió y de qué manera. El número de sillas previstas se quedó corto, pero a los presentes no les importó permanecer de pie ya que es uno de esos acontecimientos que no te lo pueden contar, hay que vivirlo, y la experiencia del año pasado sirvió para que se superaran en mucho las expectativas.

El desfile de modelos estuvo organizado por Arturo Soler de la empresa Imantium Marketing y Comunicación, junto a la ciezana Lucía Riquelme, que además ejerció de presentadora, con la colaboración del Ayuntamiento de Cieza, y de las alumnas del ciclo de peluquería del IES Los Albares que se estrenaban este año. Por su parte itStyle se encargó del maquillaje de las modelos.

Un montaje extraordinario que ha aportado nuevamente glamour a La Floración de Cieza que hay que agradecer igualmente a la empresa patrocinadora, Bodegas Alceño.

Fotografía: Tete Lukas.

Pin It on Pinterest